Y a ti, ¿Te gusta leer?

Redacción: Sthefany Rivera

El Salvador es un país rico en cultura, costumbres y tradiciones; sin embargo, el poco hábito de lectura que posee como población le adjudica no solo un 14 por ciento en nivel de analfabetismo en términos generales, sino también, un grado de pobreza mental (atrofiando la opinión crítica), espiritual (respecto al crecimiento personal) y por supuesto, limita al individuo a interpretar de forma efectiva las situaciones de la vida, entre las cuales destacan las sociales, vinculadas directamente no solo con la persona como tal, sino también, con su país.

Y es que la lectura no solo abre un abanico de posibilidades, sino también nos hace seres más pensantes y nos ayuda a desarrollar y despertar aquellas áreas que por uno u otro motivo, se encuentran adormecidas. Es lastimoso observar, cómo las bibliotecas se encuentran cada vez más vacías, hace falta ver a aquellos lectores apasionados que poseen un criterio propio y que prefieren enriquecer su bagaje cultural leyendo, que realizando cualquier otra actividad que posiblemente no traerá los mismos resultados.

Definitivamente, leer enriquece, pero es únicamente nuestra la decisión de tomar esa riqueza en nuestras manos y transformarla en una cultura de lectura que no solo podamos disfrutar nosotros en la actualidad, sino también, las nuevas generaciones. Recordemos que tras los grandes cambios, existen factores por separado que se unen a esa causa para poderlo realizar; asimismo nosotros, si deseamos cambiar el país en alguna manera, es necesario cambiar en nosotros primeramente la apatía hacia la lectura y a actividades que la incluyan. Si nosotros nos preocupamos por crecer, El Salvador también crece.

Anuncios